Ciudades chinas amanecen cubiertas de una extraña niebla amarilla

China es un país que está creciendo económicamente a pasos agigantados, como si en apenas una o dos décadas quisieran recuperar el tiempo perdido semi-aislados del resto del mundo. Este crecimiento económico e industrial les está trayendo un efecto paralelo indeseado: en el mismo corto espacio de tiempo se están encontrando de golpe y porrazo con los problemas cotidianos de un país hiper-industrializado. Concretamente, en este caso hablamos de contaminación ambiental.

En la ciudad de Wuhan se han despertado con un curioso espectáculo, una niebla o humo de color amarillento que envolvía la ciudad. Como suele ocurrir en estos casos, oficialmente no se sabe nada sobre el origen de esta extraña neblina, pero hay quien apunta a una explosión en una fábrica de productos químicos situada al norte de la ciudad.

Según algunos habitantes de la ciudad “al principio pensé que iba a llover. En 31 años en Wuhan nunca he visto algo como esto. Estamos preocupados porque no sabemos qué es”.

Parece que esta niebla amarillenta se ha extendido a 7 ciudades cercanas y las autoridades chinas niegan accidente alguno ni dan explicación posible. Lo que si hacen es pedir a los ciudadanos que se queden en casa con ventanas y puertas cerradas y no salgan a la calle sin utilizar mascarillas.

En cualquier caso, este tipo de eventos no son precisamente nuevos en el país asiático. Hace no mucho encontrábamos curiosos espejismos de ciudades fantasmas y ríos que se vuelven rojos en plan apocalíptico. [Link]

Opina