Bolas de metal líquido recuperar su forma después de un impacto al estilo T-1000 [Vídeo del día]

Si lees este blog es porque al menos una (o varias) veces viste la película Terminator ¿cierto? Y en ese caso ya sabes que los robots del futuro tendrán nombres técnicos como T-1000 y serán capaces de modificar su forma a voluntad porque están fabricados con metal líquido inteligente. Pues si pensabas que todo eso no era más que fantasía echa un vistazo a al vídeo de abajo. Nada espectacular, no esperes un robot antropomorfo convirtiéndose en algún objeto cercano, son bolas de metal líquido que se dejan caer desde una altura. Cuando impactan contra una base acaban literalmente espachurradas aparentemente siguiendo las leyes de la dinámica de fluídos. Sin embargo, al cabo de un segundo tienden a recuperar su forma original de forma automática.

bola-metal-liquido-cambia-forma

Las han desarrollado investigadores de la Universidad RMIT en Australia y el truco está en que las bolas están compuestas por pequeñas gotas de metal líquido recubiertas de una estructura de nanopartículas que son las que mantienen la ‘memoria’ sobre la forma básica de la bola. Son resistentes al calor y al impacto y la idea principal es que algún día puedan formar parte de gadgets y dispositivos electrónicos flexibles que puedan cambiar su forma según en caso. Imagina aquí smartphones que pudieras doblar como si fueran un trozo de plastilina para guardarlos en el bolsillo o que después de un impacto se deformaran momentáneamente para recuperar su forma original. [Vía Popsci]

Opina